Que la medicina sea tu alimento: nutrición e insuficiencia cardiaca

Hemos dedicado mucho tiempo a estudiar la fisiopatología de la insuficiencia cardiaca y a buscar dianas terapeuticas que nos permitan interferir en la evolución de la enfermedad, el bloqueo del sistema renina-angiotensina-aldosterona, el bloqueo del sistema nervioso central, la potenciación de los péptidos natriuréticos…..   pero parece que hemos olvidado un aspecto que por lo básico no hemos reparado en su importancia: el soporte nutricional.

Si bien se hacen recomendaciones a los pacientes hipertensos o a aquellos que han sufrido un infarto de miocardio…. en al ámbito de la insuficiencia cardiaca nos hemos centrado en la restricción salina ( cuya necesidad de que sea estricta, actualmente está en tela de juicio ).

Sabemos que la IC se asocia a un elevado catabolismo y una caquexia progresivas con un impacto negativo en el pronóstico de la enfermedad.  Y aunque pocos estudios ha investigado sobre la prevalencia de la malnutrición en la IC, se estima que puede alcanzar hasta a un 50% de la población anciana.  En nuestra unidad ( datos no publicados ) hemos estimado que un 34% se encuentran malnutridos y  un 50% de los pacientes en riesgo de malnutrición. Solo el 34% de los pacientes muestra una adherencia aceptable a la dieta mediterránea y observamos que la malnutrición o el riesgo son más prevalentes en las mujeres. El 27% muestran una dependencia moderada o grave.

Pero ¿puede una intervención nutricional conseguir beneficios clínicos en nuestros pacientes?  Recientemente el estudio PICNIC llevado a cabo en nuestro medio,  ha demostrado que una intervención nutricional específica, en pacientes identificados como malnutridos durante un ingreso hospitalario por IC agudizada, consigue reducir el riesgo de mortalidad por cualquier causa y de hospitalización por IC.

A pesar de estos datos,  estrategias similares en pacientes con enfermedades crónicas no han demostrado los mismos resultados.

Cabe destacar que en estos estudios no se ha tenido en cuenta el grado de dependencia de los pacientes y la comorbilidad era relativamente baja, por lo que desconocemos la contribución de estos factores a la malnutrición y si las medidas de intervención se pueden aplicar adecuadamente a una población con estas características.  Pero hemos dado un gran paso.  Ha llegado el momento de introducir los programas de nutrición en nuestras unidades y el abordaje general de la IC.

Como dijo Hipócrates hace ya muchos años: “Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento”

Artículo: Bonilla-Palomas JL, Gámez-López AL, Castillo-Domínguez JC, Moreno-Conde M,López Ibáñez MC, Alhambra Expósito R, Ramiro Ortega E, Anguita-Sánchez MP,Villar-Ráez A. Nutritional Intervention in Malnourished Hospitalized Patientswith Heart Failure. Arch Med Res. 2016 Oct;47(7):535-540

Autor: Dr. José Luis Morales-Rull

 

 

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *