FUNCIÓN PULMONAR EN LA IC… MÁS ALLÁ DE LA EPOC

Una de las comorbilidades que con mayor frecuencia acompañan a la IC es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).  Según los estudios coexisten en un 10-40% de los casos, este rango tan amplio se debe a que la manera de evaluar la EPOC no ha sido homogénea, y no todos los trabajos han utilizado pruebas funcionales respiratorias.

Sabemos que la EPOC en un paciente con IC va a complicar las cosas……  su pronóstico va a ser peor ( el aumento de la presión intratorácica disminuirá la precarga ),  y debemos ser cuidadosos con el tratamiento.

Aunque inicialmente los betabloqueantes estuvieron proscritos, ya existen suficientes ensayos y metaanalisis que nos garantizan su seguridad en nuestros pacientes con IC.  Aunque puede disminuir la fracción espirada en el primer segundo (FEV1) , esta reducción es mínima y no tiene traducción en la morbimortalidad,  de hecho son los pacientes que reciben betabloqueantes los que viven más comparativamente.

Pero el diagnóstico de la EPOC en pacientes con IC no es fácil, en numerosas ocasiones nos encontramos con patrones espirométricos difíciles de interpretar o mixtos.  Es un artefacto? o es una información relevante ?

Magnussen et al. nos hacen una revisión sistemática sobre que podemos aprender de los test de función pulmonar en los pacientes con IC.  Y nos indican que esos “artefactos” tienen relevancia.

De algún modo los cambios en los test de función pulmonar discurren paralelos a los cambios fisiopatológicos que ocurren en el eje cardiopulmonar del paciente con IC.   En primer lugar hay una disminución de la difusión de CO (DLCO) debido al aumento de presiones en el ventrículo que va a producir cambios en la microcirculación pulmonar que afectan a la membrana alveolo-capilar.  Y esto también se observa en el ejercicio.  Posteriormente una reducción de la capacidad vital forzada ( FVC) y posiblemente del cociente FEV1/FCV ( aunque en el edema agudo pulmonar podemos observar patrones obstructivos también. )

Parece que el DLCO por tanto cobrá gran relevancia. Aunque hay dispositivos portátiles para medirlo aun no están tan extendidos como los crecientes espirómetros portátiles.

¿Nos dará el DLCO una información similar a la de la impedanciometría? ( los dispositivos portátiles para medir DLCO son más baratos ).   ¿ Y la FVC ? su monitorización nos puede predecir si hay más congestión?  O nos estarán hablando del daño crónico sobre la circulación pulmonar y el desarrollo de la temible hipertensión pulmonar.

El tiempo lo dirá…. mientras tanto quizás tendremos que plantearnos sistematizar la realización de las pruebas funcionales a nuestros enfermos en las Unidades de IC.

Artículo:


Magnussen H, Canepa M, Zambito PE, Brusasco V, Meinertz T, Rosenkranz S. What can we learn from pulmonary function testing in heart failure? Eur J Heart Fail. 2017 Oct;19(10):1222-1229

Autor: Dr. José Luis Morales-Rull

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *