La insuficiencia cardiaca en el congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna

La semana pasada se celebró el congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en Zaragoza y nuevamente comprobamos la implicación de los internistas en la atención a la insuficiencia cardiaca (IC).

Al igual que en el reciente congreso de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) el nuevo tratamiento con valsartán/sacubitril, fue uno de los temas centrales en el campo de la IC. En esta ocasión la SEMI optó por un formato taller en el que no solo se explicaba en que consiste el tratamiento sino que se daban recomendaciones prácticas en cuanto al manejo y titulación. Lo más relevante fue la puesta en común de casos clínicos concretos que permitieron a la audiencia comprobar, de la mano de compañeros con experiencia en el fármaco gracias a su participación en los principales ensayos clínicos, cual podría ser la aplicación práctica en el día a día. Algo que ayudó a despejar algunas dudas fundamentalmente en relación a cuando comenzar el tratamiento.

 

En el apartado de estudios propios del grupo de trabajo de IC y fibrilación auricular de la SEMI se pusieron en común los hallazgos del registro RICA en los referente a los pacientes con IC y fracción de eyección intermedia ( IC-FEI). Los pacientes con IC-FEI constituyen aproximadamente un 10% de los pacientes con IC atendidos por los internistas. Se trata de un grupo que parece de “transición” entre la FEVI preservada y la deprimida, no tiene unas características diferenciales respecto a los otros dos mezclando rasgos de ambos. Los pacientes de este grupo reciben un tratamiento similar a los que tienen IC con FEVI deprimida y no tienen un peor pronostico respecto a los de IC con FEVI preservada. Estos hallazgos son superponibles a los hallazgos del registro REDINSCOR-II llevado a cabo por la SEC tal como se comunicó en su reciente congreso nacional.  Otro análisis interesante procedente del registro RICA fue el hallazgo de que un 21% de los pacientes con IC tienen resistencia a los diuréticos de asa ( entendida como resistencia a dosis mayores de 80 mg/día). Este tipo de pacientes son isquémicos con mayor frecuencia, asocian insuficiencia renal, mayor comorbilidad y menores cifras de presión arterial; reciben menos IECAs y con frecuencia asocian otros diuréticos. Son un grupo de pacientes con mayor mortalidad.

 

El estudio EPICTER ( estudio nacional de prevalencia hospitalaria de insuficiencia cardiaca terminal ) también arrojó sus primeros datos preliminares. Con datos de 28 hospitales españoles ( incluye pacientes a cargo de cualquier especialidad ) se estima una prevalencia de IC terminal del 21%, siendo más frecuente encontrarla en pacientes con edad avanzada ingresados en unidades de Medicina Interna. Sin duda nos esperan análisis más detallados en un futuro inmediato que nos permitan conocer mejor la “foto” de esta entidad y nos permita generar acciones dirigidas para su abordaje.

 

Durante el congreso se abordo en varias ocasiones y talleres el tema de la ecocardiografía a “pie de cama” tanto la para la valoración cardiaca como para la pulmonar destinada a detectar la sobrecarga de volumen, abordando también de forma más escueta el posible papel de la impedanciometría. Otro de los temas recurrentes en el ámbito de la IC fue el del sdr cardiorenal, fuente de controversias. En resumen podemos decir que la disfunción renal en la IC va más allá del daño sobre el glomérulo y también afecta a la función tubular con implicaciones en el pronostico; y más que discutir sobre si existe o no existe el síndrome quizás ha llegado el momento de redefinirlo.

También en relación a la comorbilidad se volvió a resaltar la importancia del tratamiento con hierro intravenoso a los pacientes con déficit con o sin anemia, y se presentaron algunos datos sobre como el déficit puede afectar a la estructura cardiaca. En este sentido una de las becas de investigación que concede la SEMI irá destinada a estudiar el papel del hierro oral sucrosomado ( una nueva formulación ) frente al intravenoso en los pacientes con IC.

 

Como de costumbre, se revisaron las nuevas guías de forma rápida pero crítica y se discutió como podemos adaptarlas a nuestra práctica con pacientes algo distintos a los de los ensayos; del mismo modo se discutió la aplicabilidad de la evidencia en IC a los pacientes octogenarios donde debe prevalecer el sentido clínico a falta de estudios en estos grupos de población.   El como tratar a determinados subgrupos y las nuevas dianas terapéuticas que nos esperan fueron otros de los puntos fuertes.   En cuanto a la fibrilación auricular cobraron importancia las recomendaciones para el manejo práctico de los nuevos anticoagulantes con los que cada vez hay más experiencia en lo que concierne a grupos concretos y perfil de seguridad, sin olvidar un interesante abordaje sobre como proceder en el estudio del ictus criptogenético.

 

Sin duda la presencia de la IC en el congreso de la SEMI ha sido notable y demuestra el buen estado de forma de uno de sus grupos de trabajo más activos que continua ofreciéndonos novedades. Pronto se podrán consultar las ponencias en la web de la SEMI.

 

José Luis Morales-Rull

Servicio de Medicina Interna

Hospital Universitari Arnau de Vilanova

Unidad de Insuficiencia Cardiaca Región Sanitaria de Lleida

Lleida

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *