Congestión e inflamación en la ICA. El endotelio en el centro de la cuestión

En los últimos años ha ido cobrando importancia el papel de la congestión sistémica en la fisiopatología de la insuficiencia cardiaca aguda (ICA). Al mismo tiempo, los indicios, incluso evidencias, de la implicación de factores inmunitarios e inflamatorios han convergido en esta situación clínica peculiar. Cada día hay más sugerencias de que la inflamación juega un papel clave en la mediación del daño orgánico en la ICA.

El siguiente artículo aporta importantes argumentos a favor de esta relación. Los autores han estudiado, en un pequeño grupo de voluntarios sanos, una serie de citoquinas y productos pro-inflamatorios en el efluente venoso de ambos brazos de cada sujeto. Las determinaciones se realizaron en situación basal y después de provocar una congestión venosa mediante el inflado del manguito de presión, por encima de la presión venosa, pero por debajo de la presión arterial sistólica, en uno de los brazos. Así pues se establecieron comparaciones entre ambos brazos (izquierdo y derecho) en reposo y en el mismo brazo, antes y después de la congestión. Las citoquinas pro-inflamatorias (TNF e IL-6, entre otras) analizadas aumentaron de modo significativo en el efluente venoso del brazo sometido a congestión. Aún más, mediante un catéter cubierto, fueron capaces de adherir fragmentos de m-RNA del efluente venoso, antes y después de la congestión, apreciando un cambio no solo en la proteína circulante, sino en la expresión genética de factores pro y anti-inflamatorios producidos por las células endoteliales sometidos al estrés congestivo. Estos cambios eran congruentes con lo que se expresaba en las proteínas medidas, es decir los genes anti-inflamatorios se reprimían después de la congestión, mientras que se activaban los pro-inflamatorios.

El artículo se acompaña de una excelente editorial (Doehner W. Eur Heart J 2014; 35: 413–415) repleta de matices y de curiosidades científicas que merece la pena ser leída aparte. En resumen, el editorialista argumenta que si bien las condiciones experimentales que se reflejan en el artículo son muy artificiales y no se dan en las circunstancias clínicas habituales, resulta innegable que hay un vínculo entre congestión e inflamación y que… una vez más, este vínculo lo establece el endotelio. El endotelio, un órgano de 3 kg de peso, con una superficie aproximada a la de una cancha de tenis y que regula o participa de la inflamación, la coagulación, la oxigenación, y el flujo tisular, al menos y del que sabemos tan poco.

Artículo: Colombo PC, Onat D, Harxhi A, Demmer RT, Hayashi Y, Jelic S, et al. Peripheral venous congestion causes inflammation, neurohormonal, and endothelial cell activation Eur Heart J. 2014;35: 448-454.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *