La sinergia pronóstica de la insuficiencia renal y la anemia

Un nuevo estudio1 viene a reforzar la importancia pronóstica del sindrome cardiorenal en la IC cuando se acompaña de anemia. Se trata de un estudio prospectivo con 5 años de reclutamiento, realizado en una clínica de IC australiana sobre 748 pacientes con un seguimiento medio de 2,5 años. Los criterios diagnósticos de IC fueron los de Framingham, sin incluir la determinación de BNP, un hecho que no discuten posteriormente. La media de edad de la cohorte fue de 70 años, en el 56% de los casos la etiología de la cardiopatia era la isquémica, por lo tanto con predominio de fracción de eyección deprimida (70% de la serie), y la fibrilación auricular coexistía en el 24% de los pacientes. La prevalencia de síndrome cardiorenal fue alto (30%), máxime considerando que se trata de pacientes ambulatorios, la mayoría en clase funcional II de la NYHA (sólo el 18% de la serie se hallaba en clase II-IV). A pesar de ello, la tasa de mortalidad es alta pero dentro de los porcentajes esperados; 249 muertes (34%). Sin embargo, sorprende que solo el  39% de los fallecimientos sean por causa cardiovascular, discordante con otros trabajos que lo cifran en algo más del 60%2-3. En las curvas de supervivencia claramente se aprecia el impacto sobre la mortalidad de la asociación insuficiencia renal y anemia (RR = 2.0; IC 95% = 1,4-2,8). Considerados por separado ambos son factores independientes de peor pronóstico, con mayor riesgo de mortalidad la insuficiencia renal sin anemia que la anemia sin insuficiencia renal. Lamentablemente no hay datos sobre la etiología de la anemia, definida según criterio de la OMS. Tampoco hay separación en subgrupos, con anemia transitoria o persistente, un hecho crucial en el significado pronóstico de la anemia4-5.

 Referencias:

1. Lu KJ, Kearney LG, Hare DL, Ord M,  Toia D, Jones E, Burrell LM, and Srivastava PM. Cardiorenal Anemia Syndrome as a Prognosticator for Death in Heart Failure. Am J Cardiol 2013; 111:1187-1191.

2. Pons F, Lupón J, Urrutia A, González B, et al. Mortalidad y causas de muerte en pacientes con insuficiencia cardiaca: experiencia de una unidad  especializada multidisciplinaria. Rev Esp Cardiol. 2010; 63:303-14.

3. Zile MR, Gaasch WH, Anand IS, Haass M, et al. Mode of Death in Patients With Heart Failure and a Preserved Ejection Fraction Results From the  Irbesartan in Heart Failure With Preserved Ejection Fraction Study (I-Preserve) Trial. Circulation. 2010;121:1393-1405.

4. Peterson PN, Magid DJ, Lyons EE, Clarke CL, et al. Association of longitudinal measures of hemoglobin and outcomes after hospitalization for heart failure. Am Heart J 2010;159:81-9.

5. Waldum B, Westheim AS, Sandvik L, Flønæs B,et al. Anemia Is Not a Predictor of All-Cause Mortality in Outpatients With Advanced Heart Failure or Severe Renal Dysfunction Results From the Norwegian Heart Failure Registry. J Am Coll Cardiol 2012;59:371-8

4 Replies to “La sinergia pronóstica de la insuficiencia renal y la anemia”

  1. Jordi, según los datos que presentas es peor tener insuficiencia renal sin anemia que anemia sin insuficiencia renal. Supongo que todavía será peor tener anemia e insuficiencia renal.
    No sabía que la anemia transitoria fuera un rasgo asociado a la IC. Se refiere a la que se corrije con transfusión o es otro tipo de anemia?
    Por cierto a que subtipo de SCR se refiere el artículo. Eso es importante para entender los resultados

  2. Efectivamente como Juan apunta es importante el subtipo de SCR.
    Entiendo que el estudio hace referencia a aquellos pacientes con anemia desarrollada a partir de la insuficiencia renal por lo que sería lógico que se tratase de SCR tipo 2 o tipo 4.
    Siendo así es lógico que mueran más aquellos con insuficiencia renal y anemia ya que hablan de un mismo substrato etiopatogénico, mientras que en el grupo de anemia sin insuficiencia renal cabrían otras etiologías ( que parece que no descifraron )
    Supongo no obstante, que habrán clasificado las etiologías de la insuficiencia renal. Tratandose de pacientes isquemicos y por tanto con factores de riesgo vascular clasificar a todas las insuficiencias renales como de origen cardiorenal sería simplista no?

  3. No he explicado bien del todo el trabajo. Sí, el peor pronóstico es del paciente con insuficiencia renal y anemia, de ahí el título del comentario. En el resto de comentarios que haceís, el trabajo no los aclara. En la metodología la anemia queda definida por el nivel de Hb ý, al parecer, no establecen criterios para excluir ferropenia absoluta o funcional. En los trabajos que comunican el mejor pronóstico de la anemia corregida en el tiempo (hay 4 ó 5), tampoco aportan si es por hemodilución, tratamiento con Fe…
    La definición de sindrome cardiorenal y anemia, en el trabajo en cuestión, es: “CRA syndrome was considered present if HF and both anemia and stage 3 or greater CKD were present.” (estadio 3= filtrado estimado entre 30 y 59 ml/min.

  4. El problema que veo y que no es infrecuente en clínica es que las guías de I Renal establecen un umbral de Hb (9.-10 )inferior a las de I Cardíaca (11-12) en base a la mala experiencia con eritropoyetina, tumores, embolismos, resistencia, acaso tengan mas estudios los nefrólogos que en I Cardiaca los cardiólogos, qué pasa con el sd cardiorenal tipo IV si hay I renal crónica y repercusión cardiaca y anemia, hasta donde dejar bajar la Hb…?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *