Presentación del paciente con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular

La Fibrilación Auricular (FA) es la arritmia cardiaca más frecuente en la práctica clínica. Aunque la prevalencia depende de la población estudiada se estima entre el 0.4 y el 1% de la población general. El hecho de que la FA pueda existir de forma silente y por tanto permanecer sin diagnóstico durante mucho tiempo permite especular que su prevalencia real se encuentre próxima al 2% de la población.

La prevalencia de la FA se incrementa con la edad de forma que oscila entre el 0.1% en la población menor de 55 años y el 9% en aquellos que superan los 80 años de edad. El 70% de los pacientes supera los 65 años de edad. Considerando el progresivo envejecimiento de la población en los países desarrollados se estima que el porcentaje de pacientes con FA se duplicará en los próximos 50 años siendo el 50% de los afectados mayores de 80 años

La insuficiencia cardiaca y la FA se encuentran estrechamente ligadas debido a su sustrato fisiopatológico común; de esta forma la IC puede ser tanto una causa de FA como una consecuencia de la arritmia, que normalmente se manifiesta en forma de descompensación. El remodelado cardiaco que se produce en la IC como consecuencia de la estimulación neurohormonal crónica, el aumento de la presión auricular y la sobrecarga de volumen con disfunción valvular secundaria favorecen los cambios estructurales y eléctricos en la aurícula que predisponen a la FA. La IC sintomática se encuentra presente en un 30% de los pacientes con FA y la FA se encuentra en hasta un 30-40% de los pacientes con IC. La presencia de FA en el contexto de la IC condiciona tanto su manejo clínico como el pronóstico de ambas entidades.

El paciente con FA e IC precisará de un manejo clínico más complejo en el que se deberán tener en cuenta aspectos como el mantenimiento del ritmo cardiaco, el control de la frecuencia o la necesidad de prevención de la embolia sistémica adecuada al riesgo de sangrado.

En el momento actual una nueva generación de anticoagulantes orales obligará a revisar el tratamiento de estos pacientes decidiendo quienes se pueden beneficiar de su uso y en que contextos clínicos.

2 Replies to “Presentación del paciente con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular”

  1. El pronóstico no es igual si primero tiene I cardiaca y luego FA que si primero comienza con FA y luego I cardiaca. Hay trabajos donde un determinante de la capacidad de embolización el la FA es la fracción de eyección ventricular, aquellos con FEV menor de 40 son mucho mas embolígenos con independencia de la frecuecia. Otro aspecto es el Volumen auricular y no sólo el diámetro. A mi modo de ver el problema con la nueva generación de anticoagulantes , dabigatran, ribaroxaban, apixaban…es la función renal con ClCr por debajo de 30 lo que no es tan infrecuente ( ancianita, añosa…) y donde estamos acostumbrados a la warfarina.

    1. Respecto a los NACO’s i la función renal con ClCr <30 ml/min

      Según ficha técnica se puede pautar Rivaroxaban 15 mg cada 24 h.
      Dabigatran está contraindicado.

      Y, un punto más a favor de Rivaroxaban es que en su estudio ROCKET- AF el 63% de los pacientes reclutados tenien Insuficiencia cardíaca .

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *