Presentación paciente cirrótico con insuficiencia cardíaca

Hace más de medio siglo que se conocen en los pacientes con cirrosis hepática las anomalías presentes en la función cardiovascular y en el ECG en el que clásicamente se había descrito un intervalo QT largo. Todo ello orientado hacia la existencia de una afectación cardíaco propia del paciente cirrótico. De hecho, en el cirrótico descompensado, existe en la circulación sistémica un estado hiperdinámico, caracterizado, como tal, por una frecuencia y un gasto cardíaco (GC) elevados, con un índice cardíaco, en reposo, elevado por encima del rango normal (de 2.5 a 4.0 L/min por m2) y caracterizado asimismo por una disminución de las resistencias vasculares, con una presión arterial normal, baja o disminuida.

La mayor parte de los pacientes con insuficiencia cardíaca tienen, o bien una disfunción sistólica con bajo gasto cardíaco y resistencias vasculares sistémicas generalizadas, o bien una disfunción diastólica con una rigidez ventricular incrementada que lleva a un llenado ventricular disminuido durante la diástole.

Pero, ¿Qué tipo de IC es la del paciente con miocardiopatía del cirrótico? En el paciente cirrótico, como en otras situaciones (embarazo, Beri Beri, tirotoxicosis, etc.), el gasto cardiaco esta elevado y las resistencias vasculares sistémicas calculadas son muy bajas. Esto es lo que se ha dado en llamar la miocardiopatía del cirrótico.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *