Presentación paciente cardíaco y pulmonar

La práctica clínica nos muestra a menudo que el enfermo mixto cardíaco y pulmonar es un tipo de paciente que el médico debe afrontar a menudo pero, ¿Es tan frecuente la coexistencia de EPOC e insuficiencia cardíaca como parece?.

Definiendo la EPOC en base a los criterios de la GOLD y la insuficiencia cardíaca en base a los de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) y, si nos centramos en pacientes previamente diagnosticados de EPOC, sin descartar a los pacientes que previamente tenían documentada una cardiopatía isquémica, la prevalencia de insuficiencia cardíaca en estos oscila del 10 al 46%. En un sentido contrario la prevalencia de EPOC oscila entre el 20 a 32% de los pacientes con insuficiencia cardíaca.

Existen bases fisiopatológicas que abonan esta asociación. La EPOC es de facto un factor de riesgo cardiovascular. Ello se debe a la inflamación sistémica de bajo grado que la acompaña, y de la que son fuente las pequeñas vías respiratorias, que juega un papel evidente en la génesis de aterosclerosis.

Este fenómeno actúa potenciado la formación de placas de ateroma a nivel de las arterias coronarias y predispone a los EPOC a la miocardiopatía isquémica, que suele constituirse como la patología subyacente en la insuficiencia cardíaca que desarrollan los enfermos con EPOC. Esta hallazgo es congruente con la observación clínica de una alta incidencia de anomalías en la motilidad de las paredes del ventrículo izquierdo en los pacientes con EPOC y con el hecho, de que la cardiopatía isquémica es la principal causa de muerte en los EPOC y no la insuficiencia respiratoria.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *